» Organismos dañinos » Hongos xilófagos

Hongos xilófagos

Los hongos son vegetales de organización celular muy primitiva que viven de forma saprofita, alimentándose de elementos muertos, o en forma parásita, alimentándose de sustancias de otros animales o vegetales con quienes viven unidos. La presencia de los hongos se puede detectar por un color anormal de la madera, su manifestación sobre la superficie de la madera (en forma de micelios o de cuerpos de fructificación), la degradación del material o la presencia de insectos xilófagos que suelen acompañarlos.



El requisito que tiene más relevancia con relación a su comportamiento es su dependencia de la humedad. El contenido mínimo de humedad en la madera que permite su desarrollo es del 18 al 20%. Toda madera con contenidos superiores a este valor está expuesta al ataque de los hongos; y al contrario, si el contenido de humedad es inferior a dicho umbral el ataque no puede desarrollarse. El contenido de humedad optimo esta entre el 35 y el 50%.

Tipos de hongos



Dentro de los hongos xilófagos pueden diferenciarse dos grandes grupos: el primero está formado por los mohos y los hongos cromógenos y el segundo por los hongos de pudrición.


Los mohos y los hongos cromógenos se alimentan de las sustancias de reserva de la madera y no producen degradaciones en la pared celular, por lo que no afectan a las propiedades mecánicas. Su efecto es el cambio de coloración de la madera. Su crecimiento se detecta cuando la superficie se oscurece o cuando el cuerpo de fructificación forma sobre la superficie una especie de pelusilla (proliferaciones algodonosas) transparente o con tonalidades que van desde el color blanco al negro. Los más característicos son los hongos del azulado de la madera y el pasmo del haya. Aunque no resultan peligrosos por su mínima acción degradadora, son indicativos de un mayor riesgo porque crean las condiciones necesarias para el desarrollo de los hongos de pudrición.

La Solución Definitiva contra el Azulado de la madera es: Red Demon SBS

Los hongos de pudrición son los que producen daños graves en la madera. Se alimentan de los componentes de la pared celular llegando a provocar la destrucción completa de ésta. Las hifas producen productos químicos (enzimas) que disuelven los nutrientes de la madera con los que se alimentan. Su efecto es la pérdida de densidad y resistencia acompañados de un cambio de coloración. En las etapas iniciales no es fácil de reconocer ya quelas hifas permanecen ocultas en su interior. Según va desarrollándose la pudrición se va acentuando el cambio de color y la madera comienza a perder peso. En la fase inicial del proceso se llega a la destrucción total de la estructura de la madera con una pérdida completa de sus propiedades mecánicas.

Clases de hongos de pudrición de la madera

Los hongos de pudrición pueden clasificarse en tres diferentes tipos:



La pudrición parda es la más grave y peligrosa y está producida por los hongos que se alimentan preferentemente de la celulosa y la hemicelulosa dejando, como consecuencia, un residuo de color marrón oscuro formado principalmente por lignina. Al secarse la pieza el material residual tiende a agrietarse formando una estructura de pequeños cubos o prismas que se disgrega con facilidad entre los dedos como si fuera polvo. El ataque inicial de estos hongos favorece el ataque posterior de los insectos de ciclo larvario (generalmente anóbidos).

La pudrición blanca esta producida por hongos que se alimentan preferentemente de la lignina, aunque también en menor grado de celulosa. La madera atacada toma un color blancuzco debido al complejo celulósico resultante (complejo de celulosa más o menos blanquecino que rara vez es de tono uniforme, sobre el que aparecen vetas blancas separadas por zonas de madera normal). La madera atacada presenta un aspecto fibroso, por lo que a veces se la llama pudrición fibrosa. Generalmente afectan más a las maderas de frondosas que a las de coníferas, debido a que estas tienen un mayor contenido de lignina. A menudo se denomina pudrición corrosiva o deslignificante.

La pudrición blanda está originada por hongos inferiores, cuyas hifas se desarrollan en el interior de la pared celular de las células de la madera y atacan principalmente la celulosa secundaria. La madera atacada tiene un aspecto final blando o esponjoso, parecido al de queso fresco. Esta pudrición se produce cuando existen altas condiciones de humedad, tanto en el ambiente como en la madera.

La Solución Definitiva contra los Hongos de Pudrición es: Red Demon SRF




volver arriba